En las fases del aprendizaje, en demasiadas ocasiones, se olvida donde se empezó, con quien se empezó y quien creó esos pilares sólidos para que la formación pueda tener una progresión adecuada. En demasiadas ocasiones nos acordamos de los profesores que nos educaron en las últimas etapas de formación y los alabamos como grandes maestros pero no debemos olvidar nunca quien nos ayudo a llegar hasta ahí. Nadie puede ser ingeniero sin un profesor de primaria que se enseñe a sumar, restar, multiplicar…. nadie puede llegar a ser médico sin un profesor de primaria que te enseñe a leer , a escribir, a entender lo que lees. Podría poner mil ejemplos. Cuando creas estar en el camino hacia el éxito no menosprecies nunca a la persona que te enseño a andar. Sin esa persona nunca habrías empezado el camino.

Pues en el deporte pasa lo mismo. Nunca te olvides de quien te dio una oportunidad, de quien te enseño las primeras cosas y te puso a competir solo así, sin olvidar donde y como empezaste, llegarás a ser un buen deportista.

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *