EL DELEGADO DEL EQUIPO

Es bastante frecuente ver en los partidos de fútbol base, sobre todo en las divisiones locales, ver como padres de jugadores hacen de delegados de los equipos.

A mí personalmente, en las etapas de iniciación, es algo que me gusta fomentar ya que con ello consigo que los padres vean de cerca al árbitro, hablen y traten con ellos y en definitiva que se den cuenta que la persona que dirige los encuentros es un deportista, al igual que sus hijos,  y que tienen sus aciertos y sus errores, al igual que sus hijos. Cuando uno conoce a la persona de cerca, le ve la cara, le habla, le es más difícil criticarlo, insultarlo… Esa empatía que se crea en los pocos minutos que se relacionan me ha demostrado que es beneficioso para el fútbol base. Evidentemente hay que tener cuidado con quien ponemos de delegado, se necesita al menos un poco de educación.

 

Bueno a lo que voy, ¿Qué funciones tiene el delegado del equipo?

Tanto el club visitante como el club visitado deberán nombrar obligatoriamente un Delegado, que será representante del equipo dentro y fuera del terreno de juego.

Esta persona tiene asignadas por reglamento unas responsabilidades específicas que vienen redactadas en el artículo 152 del libro de reglas de la RFAF.

A modo de resumen estas son algunas de ellas:

Instruir a sus futbolistas para que actúen antes, durante y después del partido con la máxima deportividad y corrección.

Antes de empezar el partido, el delegado deberá estar en las instalaciones deportivas para recibir al trío arbitral una hora antes de la señalada para el comienzo del partido, entregándole las licencias al árbitro, con una antelación mínima de 45 minutos, a la hora fijada para el comienzo del encuentro.

En caso que el equipo haya optado por que sus futbolistas tengan dorsal fijo, el Delegado del club, al presentar las fichas, deberá adjuntar lista firmada por él mismo, en la que consten la numeración, el nombre y apellidos de todos y cada uno de los futbolistas

Cuidar de que se abonen al árbitro, salvo que reglamentariamente estuviese establecido otro sistema, los derechos de arbitraje y demás gastos reglamentarios, su incumplimiento constituirá una infracción grave

.Velar para que los futbolistas de su club permanezcan en las instalaciones deportivas hasta pasados quince minutos de la finalización del encuentro

No podrá abandonar su lugar en el banquillo durante el transcurso del partido, a menos que haya sido expulsado por el árbitro.

En los partidos que se actúe como local y el delegado del equipo sea la misma persona que el delegado de campo las funciones se amplían

 

Una vez finalizado el partido el árbitro redactara el acta en la que se harán constar los pormenores que se hubiesen producido durante este (resultado, tarjetas, lesiones ,,,,) cualquiera de los dos delegados del equipo podrá hacer constar cualquier alegación (dudas sobre la validez de la licencias…) y será firmada por el Árbitro y por los Delegados de los clubs que contendieron con sus correspondientes claves de seguridad.

Como se puede comprobar hacer de delegado de equipo, aunque parezca una cosa sin importancia, tiene su “aquel”. No está de más hacer llegar estas cosas a aquellos padres que se ofrecen a ser delegados ya que nunca pasa nada hasta que pasa y cuando pasa vienen los problemas.

 

 

 

José Antonio Granado Cofrades, Octubre del 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *